Blog: psicología del deporte

EleMENTAL, querido deportista

 

 “Cuando el río fluye suavemente, todos somos héroes; 

      sólo cuando la corriente empieza a rugir,

 podemos descubrir dónde afianzarnos y de qué estamos hechos”

(John Long)

(Atenas 13.08/14. Equipo español en Ceremonia de Apertura. Foto Mark Shearman)

…Y ahí está  Río de Janeiro, rugiendo en el horizonte. ¿Cuánto tiempo llevan muchos deportistas preparando la cita de los Juegos Olímpicos, sabiendo que van a pasar los próximos meses trabajando totalmente centrados, en lo personal y en lo profesional, en ese único objetivo? ¿Contarán estos deportistas tan solo con su potencial físico? ¿Se olvidarán de llevar al gimnasio el músculo más importante del cuerpo de cara a un evento tan especial como extraordinario y que tiene lugar una sola vez cada cuatro años? 

Cada vez se habla más del músculo mental, cada vez hay más deportistas que lo potencian, que lo trabajan con profesionales que se dedican a esa parte tan importante del cuerpo que no es otra que la mente…

En el campo del músculo mental ocurre lo mismo que en el resto de campos: cuanto más alto rendimiento esperemos y más alto sea el nivel del deportista en cuestión, más especializado debe ser el profesional que requiramos para que nos preste sus servicios. Y si hablamos de la preparación de unos Juegos Olímpicos, debe ser alguien preparado para estar a la altura y que conozca a la perfección las herramientas necesarias relacionadas con el entrenamiento mental.

Ese profesional parte de una base de conocimiento de ese músculo que hay que ejercitar, potenciar. El psicólogo especializado en el mundo del deporte sabe que la mente está llena de variadas experiencias, historias y situaciones que pasan tanto por los éxitos como por los fracasos. Ese músculo mental está compuesto de un cúmulo de emociones, sensaciones y pensamientos y saber gestionarlo, afrontando las distracciones y manteniendo la concentración, será una de las claves con la que se van a encontrar los deportistas, también sus entrenadores, durante estos próximos meses previos a la gran cita.

Las emociones, las sensaciones, como pueden ser el pensamiento relacionado con las motivaciones, las creencias o las expectativas, son variables. No son como el color de ojos o la estatura a la hora de competir. Y, como variables que son, se pueden y se deben trabajar, entrenar, fortalecer y, en consecuencia, mejorar.

Pongamos un ejemplo para tratar de explicar mejor tanta teoría:  ¿Varía la distancia de los 100 metros por correrlos en Brasil o Madrid? ¿Varían los centímetros en salto de altura por competir en una ciudad o en otra? ¿Cambia el tamaño del tartán? ¿Las canastas de baloncesto o las dimensiones de una pista de tenis son diferentes en uno y otro lado? Si coincidimos en las respuestas… ¿Dónde está la diferencia? ¿Qué hace tan diferente a unos Juegos Olímpicos respecto al resto de competiciones?

 La pregunta que debemos hacernos es: ¿Habrá que cambiar algo, no? Cuestiones como la ansiedad, la confianza y la concentración requieren de alguna transformación para conseguir su eficacia o su máximo rendimiento. Y no se trata de entrenar más, sino de hacerlo acorde a ese problema; entrenar situaciones en las que se mejoren esas limitaciones, errores, distracciones o rutinas. En definitiva, para entendernos, se trata de entrenar con más calidad que cantidad.

Todas las teorías, desde las clásicas de la antigua escuela hasta las modernas disciplinas de entrenamiento mental, insisten en que la transformación es más una cuestión de entrenar más inteligentemente y no exclusivamente de hacerlo más duro. Entrenar con mayor severidad suele llevar a reforzar costumbres limitadoras. Es decir, conduce a entrenar una vez tras otra los mismos errores, fortaleciéndolos y potenciando esos viejos y desagradables resultados de siempre de los que ya hemos hablado. (Prólogo del libro Los guerreros de la roca).

Cuando queremos dominar un gesto técnico, debemos entrenar ese gesto en seco, en la pista y en la competición. Cuando queremos dominar una variable psicológica, una situación que provoque stress o ansiedad, tenemos que aprender de nuestra experiencia y trabajarla en el despacho, en el entrenamiento y, por supuesto, a la hora de la verdad: en la competición.

Dejar atrás viejos hábitos, dejar de repetir lo mismo, reducir nuestra dosis de ansiedad, recuperar nuestra confianza o fortalecer nuestra concentración en la competición, requiere de entrenar ese músculo mental. Un entrenamiento que, básicamente, consiste en preguntarnos entre otras cosas ¿qué?, ¿cómo? y ¿por qué? y centrarnos en lo que es verdaderamente importante, prestando atención a lo que hay que prestarle atención y no a otros detalles que nos van a distraer en el duro camino hacia la consecución de nuestro objetivo.

No se trata de ver todo desde el mismo punto de vista, sino de "aprender las distintas vistas que hay en ese punto". Si venimos realizando un trabajo desde un punto de visto basado en entrenamientos más duros y exigentes, y hasta la fecha no nos ha ayudado y no ha dado el rendimiento que deseamos, quizás haya que realizar un trabajo duro y profundo… pero desde el punto de vista del músculo que se nos olvida llevar al gimnasio: nuestra mente.

Si nuestro objetivo pasa por que queremos sentirnos tranquilos, en calma pero activados, concentrados y atentos ante las posibles distracciones o vaivenes de la competición que puedan venir de la mano de resultados, expectativas, lesiones o fallos, tendremos que trabajarlo, entrenarlo y repetirlo para que luego nos salga.

Concretando: las vistas que damos a ese punto de máximo rendimiento en la competición más importante del año tendrán que contar con que este músculo, bien llevado, direccionado y atendido, puede llevarnos cerca del objetivo, a ese máximo rendimiento que deseamos.

Podemos tener talento físico y talento mental. El talento físico nos viene dado y no influiremos sobre él salvo que tengamos talento mental, que se puede trabajar, desarrollar y fortalecer. Es el mental el que nos va a llevar a trabajar para sacar lo máximo del físico y saber gestionarlo.

Esta etapa está llena de muchas y grandes emociones y debemos tener en cuenta que somos más grandes que nuestras emociones y que podemos influir en ellas. Solo necesitamos saber cómo hacerlo…

“La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella” (Marco Aurelio) 
Autora: Toñi Martos Moreno
Comunity manager: Jose Vilches Camacho
SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 25/05/2016
 

Blog: psicología del deporte

No pases Olímpicamente del entrenamiento mental

Este año se celebran unos Juegos Olímpicos y el deportista debe adquirir las herramientas necesarias para las duras situaciones que se le irán presentando: ansiedades, miedos, dudas, nervios, expectativas…

Por Toñi Martos     

A veces el miedo te hace dudar

A pocos segundos antes de saltar

No lo dudes, sólo abre tus alas                

Siente el vuelo… (Canción de Diego Torres: La Vida es un vals)

Todos sabemos que estamos ante un 2016 más que importante, más que importante porque se trata de un año marcado en rojo para el mundo del deporte. Y digo mundo porque implica a una cadena que va desde los deportistas a sus familiares, pasando por equipos técnicos, club, federaciones, Consejo Superior de Deportes, empresas, patrocinadores, prensa y un largo etcétera… ¿Preparado, listo? Pues ve tarareando la banda sonora de tu triunfo, de tu victoria.

 La relevancia internacional de los Juegos Olímpicos es de sobra conocida. Y son los verdaderos protagonistas -deportistas y entrenadores- quienes manifiestan que se trata del evento más grande, ilusionante y exigente del que se pueda formar parte de manera activa. Y es que en la comparación, el resto sale perdiendo por goleada.

En ellos converge una elite de atletas que pretende dar sentido a algo más que un objetivo, a un proyecto de vida personal en el que se han invertido años en forma de sangre, sudor y lágrimas. A nivel federativo suelen marcar “un antes y un después”, término que hace referencia al final de un ciclo y al comienzo de otro, con su consecuente cambio de actores protagonistas y secundarios. 

A nivel personal marca además en muchas ocasiones la toma de decisiones vitales a la altura de ser madre, dejar el deporte de alta competición, tomarse un tiempo de descanso y desconexión, buscar otra ruta de vida…

 Si cada lágrima te hace más fuerte

Muerde la vida con uñas y dientes

Hoy puede ser que todo empiece a cambiar…

(Canción de Diego Torres: La Vida es un vals)

Ya he remarcado que los Juegos se contemplan como un evento que posee unas características específicas que hacen que se valore, tanto en frío como en caliente, como algo único. Destaca la importancia que se le da a las federaciones, a los medios de comunicación, a la familia… Y se le juntan las dificultades que entrañan, las horas y horas de trabajo y esfuerzo, de sacrificio… Estos factores pueden conducir a los atletas a reaccionar de manera diferente en relación a otros grandes acontecimientos deportivos, grandes pero no únicos, ya sea con repercusiones positivas o negativas sobre su rendimiento.

 Contamos, lo damos por hecho, con que es un año en el que los errores pesan demasiado en el posterior desarrollo de la vida del deportista. Y estos errores, lo he podido constatar en las tres ediciones anteriores en las que he tenido el inmenso placer de participar -Atenas, Beijing y Londres-, han ido en la misma línea: sobre entrenamiento, lesiones, problemas de comunicación entre el atleta y el técnico, posibles distracciones, echar de menos a tu entrenador habitual y de confianza, falta de control emocional, el lidiar con los medios de comunicación, el stress, el miedo y la inseguridad, el cambio de rutinas motivado por viajes, las diferencias horarias y de costumbres, espacio para entrenar…

 Y verás que la vida viene y va

Como un vals

Un paso adelante

Y otro paso atrás

(Canción de Diego Torres: La Vida es un vals)

 Con esto que estoy diciendo no digo que haya que entrenar más ni menos duro, sino que hay que buscar hacerlo mejor y adquirir aquellas herramientas que van a ser necesarias ante una situación como la que os espera y estamos planteando aquí: ansiedades, miedos, dudas, muchos nervios, expectativas… 

En definitiva, no hay que insistir tanto en el trabajo físico o táctico, sino que estamos hablando de entrenamiento mental al deportista y de asesoramiento psicológico al entrenador y equipo técnico para poder contribuir a que se produzca el máximo rendimiento que lleva dentro el deportista.

 Y lo mejor, lo mejor

Está por llegar

Y lo mejor, lo mejor

Está por llegar…

(Canción de Diego Torres: La Vida es un vals)

 Lecciones aprendidas:

 Subrayamos dos:

La primera de ellas es que la diferencia entre unos deportistas y otros la marca la CAPACIDAD para AFRONTAR las distintas situaciones: situaciones por otro lado que se pueden entrenar y predecir con el conocimiento y la experiencia de los distintos técnicos. 

 Y la segunda es conocer algunas de las claves para conseguirlo: elaborar planes y rutinas competitivas bien desarrollados en los que se tenga en cuenta cuestiones como mantener los niveles de motivación y compromiso en su nivel óptimo así como la capacidad para tratar con las distracciones y los acontecimientos inesperados. 

¿Preparado, listo? Pues ve tarareando la basa sonora de tu triunfo, de tu victoria, y no pases olímpicamente del entrenamiento mental.

 

 

 

 

 

 

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 11/04/2016
 

Blog: Psicología del deporte

APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA DEL DEPORTE II

 

 

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 21/09/2013
 

Blog: Psicología del deporte

APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA DEL DEPORTE IV

Antonio Juimenz pentinal, hace un recorrido por su experiencia con respecto a  la psicología y las lesiones deportivas:

 

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 21/09/2013
 

Blog: Psicología del deporte

APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA DEL DEPORTE III

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 21/09/2013
 

Blog: Psicología del deporte

APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA DEL DEPORTE I

 JOAQUÍN VALDES, contesta a:

1. Cuando debe intervenir el psicologo:

 

 

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 18/06/2013
 

Blog: Psicología del deporte

APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA

Victor Puerto nos abre las puertas de su casa.

Breve entrevista realizada a Victor Puerto, donde nos ofrece su visión del mundo del toro y de las aportaciones de la psicología en su caso.

 

 

Gracias Victor por tu humildad y apoyo.

Video realizado por:

Alvaro Rubio e Isidro de la Huerta.

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 15/03/2013
 

Blog: Psicología del deporte

¿TE HAS DIVERTIDO?

 

El video que os pongo no necesita muchas explicaciones, solo espero haga reflexionar sobre el tema de los padres y su actitud en las gradas y fuera de ellas. Es un cortometraje titulado “6 Contra 6”, en el que se refleja una realidad bastante presente, en nuestras canchas y en nuestros equipos de muchos deportes en los que los artistas son los menores, los niños que practican deporte por que les gustas, por estas con sus amigos y por que es DIVERTIDO...

SEGUIR LEYENDOPUBLICADO EL 01/02/2013
 
 

Especialidades psicológicas Excellence

Deportiva

"Los ganadores se centran en los objetivos, no en los obstáculos".
 

Coaching

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas no puedes, tendrás razón” (Henry Ford)
 

Mediación

"No se trata de trabajar más, sino de la forma más inteligente".
 

Reinventarse

"Sácale punta a tu situación"
 
Equipo de profesionales con una amplia experiencia en psicología del deporte, coaching y resolución de conflictos.

Contacto: info@psicologiaexcellence.com

Madrid, Sevilla, Granada, online